lunes, 5 de marzo de 2018

El 16% de los niños tiene su primer smartphone antes de cumplir los 10 años

El aumento en el uso de las nuevas tecnologías hace esencial incrementar la concienciación sobre su uso seguro para evitar que sean víctimas de ciberdelincuentes o ellos mismos incurran en delitos por no utilizarlos adecuadamente


Con motivo de la celebración hoy martes 6 de febrero del Día Internacional de la Internet Segura, desde S2 Grupo se ha destacado que la formación y la concienciación sobre el uso seguro de las nuevas tecnologías continúa siendo tarea pendiente para evitar ser víctimas de los ciberdelincuentes tanto a nivel personal o familiar como en el ámbito empresarial.
La conmemoración de este día internacional fue puesta en marcha con el objetivo de promover precisamente el uso responsable de las nuevas tecnologías, especialmente entre menores y jóvenes.
En este sentido, expertos han advertido de que el aumento en el uso de las nuevas tecnologías por parte de los menores y cada vez a edades más tempranas, hace esencial incrementar la concienciación sobre su uso seguro para evitar que sean víctimas de ciberdelincuentes o ellos mismos incurran en delitos por no utilizarlos adecuadamente.
De hecho, según una encuesta realizada por la compañía a través de su blog Hijosdigitales.es, el 16% de los padres aseguraban haber comprado su primer smartphone a sus hijos antes de los 10 años y que el 22% de los menores, incluidos en esta franja de edad, ya utilizan redes sociales.
«Los problemas originados en entornos conectados son múltiples y la tendencia indica que seguirán aumentando, eso hace que se disparen las alarmas y que desde tanto las instituciones públicas, organizaciones y entidades privadas, nos pongamos en marcha para formar y concienciar a los menores y evitar que sean víctimas de delitos relacionados con el uso de las Nuevas Tecnologías», ha declarado José Rosell, socio-director de S2 Grupo.
En este sentido, el ciber acoso, el sexting, la pérdida de privacidad, las adicciones o las apuestas online son sólo algunos de los riesgos a los que pueden enfrentarse los menores relacionados con este ámbito.
«Muchas familias piensan que limitar el uso de estas tecnologías es la solución para evitar ciberproblemas, pero esto es inútil. Los dispositivos conectados están cada vez más implantados en cada ámbito de nuestra vida y la auténtica forma de protegernos es conocer los riesgos a los que nos enfrentamos y cómo realizar un uso responsable de Internet», ha asegurado Rosell.
Para promover un uso responsable de las nuevas tecnologías, han elaborado un decálogo de consejos claves para que la experiencia sea más segura:
1. Los padres deben aprender a utilizar la misma tecnología que sus hijos. Si estos desconocen los entornos en los que se mueven sus hijos, se crea una gran distancia entre ambos que se traduce en falta de autoridad ante ellos porque son conscientes de que los adultos no tienen experiencia en ese ámbito.
2. Utilizar contraseñas robustas. Son aquellas que contienen letras mayúsculas y minúsculas, signos de puntuación y caracteres alfanuméricos. Además, estas se deben modificar con frecuencia y ser diferentes para cada entorno.
3. No aceptar a extraños como amigos en redes sociales. Esto puede entrañar un grave peligro para los menores, que no saben si en realidad detrás de los perfiles hay gente de su edad o adultos con algún tipo de intención perniciosa. Este es uno de los puntos más importantes y difícil de lograr debido a que los jóvenes miden sus estatus social por el número de amigos en redes sociales y su actividad en éstas.
4. Proteger la webcam. Si un ordenador es hackeado, la cámara puede ser activada por control remoto aunque parezca que está apagado. Si encima el dispositivo está en la habitación del menor, podrían tomarse imágenes íntimas, desnudo, etc.
5. No enviar fotos íntimas. Este es otro de los mayores peligros debido a que los menores suelen creer que sólo las verá aquella persona a la que se la ha enviado y una vez hecho se pierde el control sobre su uso. De hecho, puede acabar desembocando en situaciones altamente delicadas como chantaje o acoso.
6. Cuidado con lo que se comparte. Estar continuamente informando, por ejemplo, de dónde nos encontramos, dónde vamos, si estamos de viaje, etc., podría ponernos en peligro.
7. La mejor medida de protección es la educación. Conocer los riesgos y cómo protegerse es una de las mejores herramientas para evitar ciberpeligros.
8. No utilizar wifis públicas. Estas no suelen garantizar la seguridad suficiente y muchas son realmente «cebos» de ciberdelincuentes para hacerse con el control de nuestro smartphone y tener acceso a toda nuestra información.
9. Configurar correctamente la privacidad de las cuentas en las redes sociales. Es fundamental escoger la opción más restrictiva para evitar que personas no deseadas accedan a nuestros datos.
10. Para evitar que nuestros dispositivos sean hackeados, es importante que el navegador, el sistema operativo y el antivirus estén correctamente actualizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario